¿Por qué se está demonizando comprar una casa?

David MonjeNoticias inmobiliarias

La política de alquileres frente a compra de vivienda nos puede llevar en unos años a un desequilibrio social aun mayor del que ya tenemos. El gran problema vendrá a medida que la población vaya envejeciendo. Las pensiones (tiene toda la pinta) irán perdiendo poder adquisitivo y habrá menos pensionistas que cobren su jubilación (se está retrasando la edad de incorporarse al mercado laboral y se está ampliando los años de cotización). Con este escenario, dentro de 20 ó 30 años, el que no tenga una casa lo va a pasar francamente mal.

Si puedes pagar un alquiler, puedes comprar una casa (si te dan la financiación). Lo que no parece muy acertado es demonizar la compra de una vivienda. Es decir que, si logras el préstamo optes por irte de alquiler pensando que es la decisión más acertada.

De continuar fomentando este planteamiento, nos puede ocurrir, como ocurre en otros países, que en un futuro sea la clase media y media-alta la que tenga una vivienda en propiedad, mientras aquellas familias que no han accedido a estar forma tradicional de ahorro, vivan sus últimos años con importantes dificultades, abocados a prolongar la edad de jubilación o sencillamente malviviendo.

¿Qué ocurriría hoy si nuestros padres y/o abuelos no tuviesen su casa en propiedad?

Seguramente tendríamos un panorama que mejor no imaginar. ¿Qué ocurrirá mañana si nosotros, que seremos padres y/o abuelos, no tenemos casa en propiedad? Seguramente viviremos lo que hoy es mejor no imaginar.

La cultura social de tener una casa en propiedad es de lo mejor que nos han podido inculcar nuestros padres. No la perdamos, aprovechemos la oportunidad de comprar a buen precio. Si entramos en una corriente social de alquilar, más tarde va a ser muy difícil invertir la situación y eso acarrearía gravísimos problemas en un futuro.

El miedo es muy mal consejero. Tomar decisiones es lo que nos hace estar vivos. Es cierto que a mucha gente durante estos años de crisis los bancos les han embargado sus casas, y también es cierto que a otros muchos no. Antes de contratar una hipoteca miremos las condiciones para que no vuelva a ocurrir lo que estamos viviendo ahora: avales, garantía personal, cláusulas suelo…. Si hacemos una hipoteca, que sea de tal manera que, si no la podemos pagar, solamente embarguen la casa. En ese peor de los casos, que nos embarguen la casa sería como haber estado de alquiler en nuestra la casa. Pero, si la podemos pagar, en un futuro será nuestra y tendremos garantizado el futuro.